@ruidoblanco

Charly and The Prostitution en Caracas

image

Con su show del sábado 15 de junio en el Anfiteatro del Centro Sambil en Caracas, esta es la cuarta vez que veo a Charly García en vivo. Las primeras dos fueron en el 2005, cuando tocó 2 noches divertidísimas en el Aula Magna de la UCV. La tercera vez fue el año pasado en el estadio de River Plate en Buenos Aires junto a Fito Páez y otras bandas que no me importan en lo absoluto.

De esas 2 fechas en la UCV, recuerdo al Charly mala conducta, que se peleó con los roadies, con los seguridad y hasta con una fotógrafa a la cual le dijo “puta”. Era su época de cascarrabias, impredecible, de hecho aquellos dos shows fueron muy distintos, uno fue caótico e incompleto, y el otro fue largo y de muy buen humor. Memorables.

El del año pasado, fue en un estadio de fútbol, en el marco de un festival (Quilmes Rock 2012). El sonido no daba la talla y esto le restó algo de potencia al show. Charly como tal, muy bueno, con una banda maravillosa. Y el público argentino totalmente entregado. Pero, como dije, no se pudo apreciar plenamente.

Me quedé con ganas de disfrutarlo en mejores condiciones, y soñé con verlo en Caracas nuevamente, junto a mis amigos (aunque al final me gusta estar solo en los shows), algo que juraba más nunca pasaría. Equivocado yo.

Una productora tuvo el valor de traerlo a Venezuela y así, vi a Charly García por cuarta vez.

¿El show?

Soy subjetivo: fue increíble. Actualmente toca con una banda que ha llamado “The Prostitution” y posiblemente es la mejor que ha tenido hasta el momento. Músicos impecables, algunos de ellos emblemáticos dentro del rock argentino, que han hecho historia junto a él y que disfrutan compartir escenario.

Su actual corista/vocalista, Rosario Ortega se ha ganado merecidamente su puesto. Nada fácil pararse en el lugar donde antes estuvieron Hilda Lizarazu, Fabiana Cantilo y Ma. Gabriela Epúmer. Lo hizo y llenó ese espacio impecablemente.

La puesta en escena e iluminación fueron sobrios, aquí lo que importa es la música. Tenía una silla junto una mesita con un tocadiscos y varios libros, donde se sentó en par de ocasiones y jugó a que leía y escuchaba música.

A lo largo del show, Charly García mostró una evidente felicidad por estar ahí, tocando. Habló bastante, introdujo canciones, contó historias de algunas, se declaró victorioso sobre Jorge Rafael Videla y los dinosaurios, soltó varios chistes, se sorprendió cuando una fan subió al escenario y le dio un abrazo antes de que la bajasen. Buena conducta en general, a pesar de algunos detalles de sonido dentro de la tarima.

El único momento “malportado” fue cuando lanzó un vaso de vidrio lleno de refresco a un lado del escenario que se partió y puso a correr a los roadies.

¿Faltaron canciones? Puede ser, depende de tu percepción subjetiva. Cuando tienes una carrera musical tan larga es imposible tocarlo todo, y Charly García puede darse el lujo de dejar por fuera algunas para incluir otras que puede que algunos no consideren “famosas”, pero que tienen un peso histórico importante.

Los que conocemos plenamente su trayectoria no tenemos quejas, al contrario, grata sorpresa por escuchar canciones viejas e increíbles.

Esto fue lo que tocó:

-Tango en segunda
-El amor espera
-Los Dinosaurios
-Rock and Roll, Yo
-Promesas sobre el bidet
-Canción de 2x3
-Anhedonia
-Demoliendo hoteles
-Tu Vicio
-Im not in love
-Instituciones
(intermedio)
-Cerca de la revolución
-Popotitos
-Marilyn, la cenicienta y las mujeres
-Ojos de videotape
-Influencia
-Pasajera en trance
-Me siento mucho mejor
-No te animás a despegar
-Piano bar
-Eiti Leida
-20 trajes verdes
-Fanky
-Canción para mi muerte

¿Volveré a ver a Charly en vivo alguna vez?

Esta misma pregunta me la hice hace 8 años cuando vino. Así que, tal como aquella vez, y por lo impredecible que es la vida, no la responderé.

Video que grabé del show: